¿Focaccia? ¿Cómo se pronuncia? ¿De dónde viene? ¿Es como una pizza?…

¡Relax! Estamos aquí para descubrirte este increíble pan mediterráneo crujiente por fuera y blandito por dentro que es lo más de lo más en el universo foodie.

¡Andiamo!

El origen de la focaccia

Focacius panis lo llamaban en la antigua Roma, un pan de ceniza o cocido en la chimenea del hogar (focus) aunque antes, en el siglo II.a.C, lo conocían como libum o pan de los dioses.

En Borgoña lo llaman foisse, en la Provenza, fogassa, en Argentina fugassa, en Francia fougasse y aquí en España cuando nos ponemos exquisitos lo llamamos focacha ¡con ch de chachi!

Según cuentan, este pan aromático se podía hacer muy rápido y sirvió para alimentar a los estibadores italianos llegando a nuestros días como un picoteo o antipasto delicioso.

La receta más conocida es la focaccia ligure y consiste en mezclar harina, agua, masa madre, aceite de oliva, romero (o salvia) y sal en escamas. Luego puedes coronar con los toppings que prefieras; olivas, tomatitos, verduras, alcaparras… e incluso puedes hacer una versión dulce como la famosa Focaccia dolce genovese con piñones y pasas.

Tipos de focaccia

Existen más de 40 tipos de focaccia, pero dependiendo del área geográfica y la pericia del panadero puede ser de distinto grosor, tamaño, esponjosa o más compacta, pero sin duda es el manjar insignia de la cocina italiana que ya puede encontrarse en todo el mundo.

Te recomendamos empezar tu andadura «focachista» por la receta más sencilla y luego ir añadiendo tus toppings. Y si quieres hacer una ligure auténtica, cambia la oliva taggiasche (difícil de encontrar) por la sabrosa arbequina y te garantizamos que te vas a sentir como si estuvieras en Portofino.

No te olvides de picar la masa con los dedos antes de meterla en el horno. Estos hoyitos son la marca distintiva de una auténtica focaccia. Así aprenderás a distinguirla de otras bases de pan, porque hay bastante confusión.

Te lo aclaramos.

Focaccia, pizza, fugazzeta, fugazza, coca… ¡Vaya lío!

Pues sí, son demasiados nombres para una misma masa aunque con ligeras diferencias que debes tener en cuenta:

  • La fugazzeta es la masa rellena con mozzarella.
  • La pizza es de forma circular (la focaccia casi siempre es rectangular) y generalmente se unta con tomate.
  • La focaccia es su nombre en italiano y fugazza es lo mismo pero en dialecto genovés.
  • La coca española es la misma masa pero en vez de aceite de oliva se suele sustituir por manteca de cerdo.
Focaccia con Harina de Malta Activada Bon App Eat® tomatitos y albahaca

La focaccia más saludable y deliciosa del mundo

Nos gusta tantísimo nuestra focaccia Bonmamá que ¡vamos a incluirla en el recetario!

Porque no vas a poder hacerla con una harina ecológica más saludable que con nuestra Harina de Malta Activada Bon App Eat®, el súper ingrediente que se obtiene tras un proceso de malteado muy artesanal para lograr unos granos más nutritivos y altamente beneficiosos para tu salud y la de tu familia.

¿Cuál es el secreto de nuestra focaccia? Sustituir cualquier levadura panificable por auténtica masa madre y así aumentar su valor nutricional y energético.

Porque necesitamos consumir alimentos que contengan los mejores ingredientes.

¿Cómo dices? … ¿Todavía no has probado a hacer tu propia masa madre?

Pues no podemos empezar la «masa por el tejado»… Así que apréndete esta lección y te aseguramos que harás la mejor pizza, fugazzeta, fugazza, coca o lo que tus manos y tu imaginación alcance.