Vamos con un pequeño test de conocimiento del medio: ¿Sabes qué es la malta?

A. Algo que lleva la cerveza.
B. Los polvos que te ponía la abuela en la leche para que no te salieran granos.
C. Un suplemento alimenticio.
D. El té de las celebrities.
E. Lo que da color al whisky.
F. Una manta fabricada en China.

Si has respondido la opción (F)… no tienes perdón.

No pretendemos confundirte porque casi todas las respuestas son un «Sí, pero no».

A grandes rasgos te diremos que la malta es el resultado de la transformación de los granos de cereal germinados y desecados.

Pero como conocemos tu carácter inquieto y querrás indagar más, en este post vas a aprender casi todo lo relacionado con la malta, su proceso y aplicaciones.

¿Cómo se hace la malta?

Conocemos la malta por su estrecha relación con la cerveza, pero al contrario de lo que piensa la mayoría, no solo se extrae de la cebada sino también del trigo, la avena, el maíz y el arroz.

Cada maestro cervecero selecciona el mejor cereal, igual que hacemos en Bonnapeat con nuestra harina, de ahí que existan multitud de variedades.

Pero volvamos al «cómo se hace».

El malteado se lleva a cabo en dos etapas: el germinado y el horneado.

Germinado de la malta ¡Al agua patos!

Cualquier semilla, por minúscula que sea, contiene una potencial planta y si le damos un empujoncito con agua, temperatura y humedad adecuadas, en pocos días se iniciará la germinación.

¿Recuerdas esa tarea del cole plantando lentejas o garbanzos? Por más que estuviesen secos, se activaban cuando los arropabas en algodones empapados ¿Era magia potagia o ciencia?

Es evidente que la naturaleza sigue su curso y que consumir cereales de manera regular es beneficioso para nuestra salud.

Pero además, los granos germinados tienen propiedades nutricionales científicamente demostradas:

  • Potencian las defensas del sistema inmunitario.
  • Son fuente de energía para nuestro organismo.
  • Estimulan el crecimiento muscular.
  • Es excelente para los huesos.
  • Actúan como anticancerígeno y antioxidante.
  • Disminuyen los niveles de colesterol.
  • Ayudan en el proceso de digestión de las proteínas.

Agua y buena ventilación

Imagina unas bandejas largas con millones de granos de cebada sumergidos en agua tibia unas 48 horas. Una vez completada la inmersión se escurren los granos, las radículas comienzan a desarrollarse y se activan las enzimas hidrolíticas.

En los próximos 6 días se oxigenan estas bandejas con movimientos frecuentes para disipar parte del calor y se mantienen en lugares bien ventilados.

En esta fase el maestro maltero, basándose en su experiencia, decidirá interrumpir o no el proceso germinativo para pasar a la segunda etapa.

El malteado

Maltear consiste en iniciar una germinación de manera artificial y detenerla para provocar un cambio en la estructura molecular de las semillas.

Lo primero que debemos hacer es reducir el contenido de agua y bajarlo de un 45% a un 5% de ahí que tengamos que someter los granos a una temperatura de unos 30ºC el primer día e ir elevando la temperatura.

Pero «Cada maestrillo tiene su librillo» y las distintas variedades de cereal precisan un horneado específico dependiendo del producto que se quiera obtener. Por ello, los valores de tueste dependen de cada fábrica malteadora.

pan de Harina de Malta Activada Bon App Eat®

Malta, maltosa y enzimas. Nos ponemos la bata del doctor Bacterio.

De la sacarificación del almidón se encargan dos enzimas muy simpáticas; alfa y beta-amilasa obteniendo moléculas de maltosa de sabor dulce. A esta actividad enzimática durante el macerado la llamamos: diastásica.

No te vamos a apabullar con un montón de datos pero los beneficios nutricionales de la malta de cebada están científicamente demostrados y deberías incluir nuestra harina de malta activada en tu dieta por varias razones:

  • Regula el tránsito intestinal y la excreción de grasas.
  • Reduce la formación de piedras en los riñones.
  • Alivia el estreñimiento y la diarrea.
  • Prolonga la sensación de saciedad.
  • Disminuye el colesterol y los niveles de glucosa.

La harina de los dioses

Ahora ya puedes presumir de saber muchísimo más sobre la malta y sus derivados y habrás comprendido porqué elegimos el cereal de los dioses para crear nuestra Harina de Malta Activada Bon App Eat®.