La lactancia materna aporta múltiples beneficios al bebé. ¿Pero cómo podemos incrementar la producción y calidad de leche durante esta etapa? La técnica de lactancia utilizada influye en esta cuestión. La maternidad es un periodo en el que también nos pueden surgir dudas en relación con este tema. Por esta razón, algunas mujeres deciden formar parte de un grupo de apoyo a la lactancia y reciben acompañamiento y asesoramiento por parte del mismo.

Consultoras de lactancia

Además, existen profesionales que ofrecen una ayuda eficaz a quienes se encuentran en esta etapa: las consultoras de lactancia. Contar con información especializada, y de forma personalizada, es esencial para resolver cualquier duda. Cada proceso de lactancia está acompañado por múltiples factores y circunstancias concretas, por ello, conviene que encontremos recomendaciones particulares en lugar de consejos generales.

Contacto piel con piel

La comunicación que el padre y la madre mantienen con su bebé también se nutre con el lenguaje de la piel. El contacto piel con piel tiene un valor emocional, pero, además de ello, también influye de forma positiva en la producción de leche materna. Esta experiencia propicia una óptima instauración de la lactancia.

Tranquilidad y calma

Es importante que la madre se cuide a sí misma, y el factor emocional forma parte de su bienestar integral en este tiempo. En esta etapa de la vida, una persona también puede sentirse vulnerable ante los posibles efectos del estrés, que, en este contexto, influye de manera negativa en la lactancia. Existen distintos factores que pueden intensificar esta sensación de tensión: el cansancio acumulado, la falta de tiempo para descansar, las dificultades para atender tantas tareas, la aparición de imprevistos habituales, la suma de nuevas responsabilidades…

¿Cómo podemos intensificar el cuidado emocional para incrementar la tranquilidad? En primer lugar, es recomendable identificar cuál es la causa principal que produce el estrés. Tras identificar el motivo, es fundamental diseñar una estrategia para hacer frente a ese asunto. Antes hemos puesto en valor la importancia de los grupos de apoyo a la lactancia. Pues bien, este acompañamiento reduce el estrés de quien cuenta con una red de apoyo.

Lactancia materna a demanda

La lactancia materna a demanda es una de las técnicas recomendadas. Esta forma de amamantar al bebé no está determinada por una rutina establecida. El bebé, en función de sus necesidades, es quien establece los tiempos. Es decir, conviene puntualizar que existe una relación entre la demanda y la producción.

Alimentación saludable

Además, durante este periodo, la madre debe disfrutar de una alimentación saludable para tener un buen estado nutricional. Existen algunas características que identifican una dieta sana: esta debe ser variada y, además, equilibrada.

Conviene que tengamos en cuenta que la madre pierde calorías en esta etapa, ya que cuida de sí misma, pero también cuida de su bebé. Existen caprichos deliciosos que pueden formar parte de este periodo. Las galletas cookies de BonAppEat elaboradas con ingredientes premium tienen un alto contenido en fibra, hierro, proteínas y zinc. Esta elaboración contiene más proteína que la presente en un huevo o una almendra. Además de eso, también contiene más hierro que las lentejas o las espinacas. Esta receta también es más rica en zinc que el huevo. Y, finalmente, posee un alto contenido en fibra.

Consultar con el médico

Por último, si la madre tiene posibles dudas sobre su suministro de leche materna, puede consultar sus preguntas con el médico. En caso de que esté preocupada porque cree que su suministro es reducido, el experto podrá elaborar una evaluación e identificar cuál es la causa una vez que conozca el caso.

La Organización Mundial de la Salud pone en valor los beneficios de la lactancia materna, por eso en este artículo hemos querido explicar cómo incrementar la producción y la calidad de la leche.